Guía para sobrevivir al trabajo desde casa

Cómo mantenerse bien mientras trabaja desde casa.

24 de marzo de 2020

Muchos de nosotros estamos tratando de adaptarnos a una nueva rutina de trabajo desde casa en respuesta al brote de COVID-19. Estas son algunas de las cosas que debe tener en cuenta durante la transición a su “nueva normalidad”.

Salud mental

El trabajo es tanto un espacio mental como físico y una vez que lleve el trabajo a su casa, es probable que se distraiga con todo, desde las tareas domésticas pendientes, los seres queridos que piden atención, el próximo correo electrónico que llega, los mensajes de texto y mucho más. Pruebe algunos de estos consejos que pueden ayudarle:

  • Cree un espacio exclusivo para el trabajo, si es posible, para no sentir que lo lleva a cabo en un lugar de su casa. Esto es igualmente importante si hay otras personas viviendo con usted. Asegúrese de que sepan que cuando usted está en la “oficina”, usted está en el trabajo.

  • Cuando tenga que cumplir con alguna tarea del trabajo, minimice las alertas de su computadora. Configure su correo electrónico en “trabajar sin conexión”, ponga un "no molestar" en su mensajería instantánea, y desactive el timbre de su teléfono.

  • Hágase un espacio para su propio tiempo. Bloquee su calendario para proteger el tiempo que necesita para pensar o escribir.

  • Establezca límites entre usted y sus dispositivos, ahora que siempre los tiene al alcance de la mano. Pero también, tenga copias de seguridad en caso de problemas tecnológicos; asegúrese de guardar las cosas importantes fuera de línea.

  • Encuentre un descanso entre el trabajo y la vida familiar si es posible —una rápida serie de ejercicios, una caminata, meditación— algo para cambiar su enfoque y refrescar su mente. Esto le ayudará a olvidarse del trabajo cuando se desconecte a la hora de salida y se concentre en la vida del hogar.

 

 

Salud física 

Probablemente se sorprenderá lo físicamente inactivo que está ahora que ya no camina hasta la parada del autobús/tren, ni asiste a las reuniones diarias, ni sale a almorzar o a tomar café. Tendrá que encontrar nuevas maneras de lograr la actividad física que necesita. Estas son algunas maneras en que puede hacerlo:

  • Cree una nueva rutina: ponga la alarma del despertador a la misma hora todos los días, cepíllese los dientes justo al despertar, y asegúrese de beber suficiente agua y comer regularmente durante el día. 

  • Camine por su casa cuando esté con una llamada o salga a caminar a la hora del almuerzo (¡lleve a su perro si tiene uno!) para lograr hacer algunos pasos adicionales.

  • Asegúrese de levantarse de su silla durante unos minutos aproximadamente cada hora y considere mejorar la comodidad de su silla; añada apoyo lumbar o una almohada y suba/baje la altura de su computadora.

  • Intente usar una pelota de yoga como silla o la mesada de la cocina como escritorio para poder estar de pie durante una o dos horas. 

Powered By OneLink