Cómo controlar la incontinencia urinaria (IU)

La incontinencia uninaria (IU), o la pérdida de control de la vejiga, es un problema médico común que afecta tanto a hombres como a mujeres. La gravedad va desde goteos solo en ciertos momentos, como cuando tose o estornuda, hasta sentir una necesidad tan imperiosa y repentina que no le permite llegar al baño al tiempo.

¿Qué es la incontinencia urinaria (IU)?
La IU es la pérdida de control de la vejiga o el goteo de orina que puede ocurrir en cualquier momento. Puede afectarle de diferentes maneras, según el tipo de IU que padezca. La IU puede tener muchas causas, de las cuales la más común son los cambios físicos por el envejecimiento. Las enfermedades que causan daños nerviosos y musculares también pueden producir IU.

¿Cuáles son los diferentes tipos de IU que existen?
Existen varios tipos de IU diferentes:

  • La incontinencia por esfuerzo es la pérdida de orina durante una acción que causa presión del abdomen a la vejiga, como por ejemplo, al toser, estornudar o levantar peso.
  • La incontinencia de urgencia es la pérdida de orina después de una necesidad abrumadora de orinar que no puede detenerse.
  • La incontinencia por rebosamiento es el goteo de orina que, usualmente, ocurre con frecuencia y en pequeñas cantidades.

¿Qué podría causar IU?
Las causas pueden variar entre hombres y mujeres. Sin embargo, posibles causas de IU incluyen daños nerviosos y musculares, infecciones y exceso de peso. El consumo de alcohol o bebidas con cafeína también puede causar IU.

IU en hombres
Muchos hombres padecen IU. La misma se vuelve más común con la edad, pero puede ocurrir en cualquier momento. Además del proceso normal de envejecimiento, los problemas nerviosos y prostáticos suelen ser el factor más frecuente por el cual los hombres pueden desarrollar IU. Visite el sitio web de los Institutos Nacionales de Salud para obtener más información sobre las causas, los diagnósticos y el tratamiento de IU en hombres.

IU en mujeres
La IU es dos veces más común en mujeres que en hombres. Los motivos principales de su aparición son los cambios físicos causados por embarazos, partos y la menopausia.

Esta hoja de datos de la Oficina de Salud de la Mujer del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU. le ayudará a obtener más información acerca de la IU en mujeres. Los temas que abarca incluyen:

  • ¿Qué causa IU en las mujeres?
  • Cómo descubrir si padece IU.
  • ¿Cómo se trata la IU?
  • Y más.

¿Cuáles son las probabilidades de desarrollar IU?
El riesgo varía según la edad y el sexo. Las mujeres adultas tienen más probabilidades que los hombres adultos de experimentar IU debido a las diferencias anatómicas en la región pélvica. Los cambios inducidos por el embarazo y el nacimiento, el consumo de tabaco, la diabetes y ciertos problemas renales y neurológicos también pueden aumentar su riesgo.

¿Cómo se trata la IU?
Su doctor trabajará con usted para encontrar el mejor tratamiento para curar su IU. En la mayoría de los casos, simples cambios en el estilo de vida o un tratamiento médico puede calmar sus molestias o detener su IU por completo. Los tres tipos principales de tratamientos para la IU son:

  • Cambios de conducta: son las cosas que su médico puede recomendarle para ayudar a aliviar su IU. Incluyen:
    • Ejercitar sus músculos pélvicos (ejercicios de Kegel)
    • Reentrenar la vejiga (lograr que su cuerpo adquiera el hábito de ir al baño a determinadas horas)
    • Perder peso
    • Dejar de fumar
  • Cambios de medicamentos - Su médico puede:
    • Recetarle un nuevo medicamento que pueda ayudarle a controlar su vejiga
    • Ordenarle que deje de tomar un medicamento que esté usando en el presente y quizás esté causando la pérdida de control de su vejiga
  • Cirugía: la operación recomendada dependerá del tipo y la causa de su IU. Si está experimentando cualquier síntoma de IU, concerte una cita con su médico.

Cómo hablar con su médico acerca de la IU
El médico de cabecera de su familia usualmente puede tratar problemas de vejiga o descubrir si existen otros problemas de salud que puedan estar causando su IU. Si su médico no se dedica a tratar estos problemas, quizás pueda ayudarlo a encontrar uno que sí lo haga, como un urólogo o un ginecólogo. También puede usar nuestra herramienta Buscar un médico o llamar al servicio al cliente al número de teléfono que figura al dorso de su tarjeta de identificación de miembro para obtener ayuda.

Cuando se reúna con su médico, le resultará útil estar preparado. Consulte nuestro folleto, Cómo manejar la incontinencia urinaria, para obtener consejos útiles.

Primero la seguridad
Si se descubre apresurándose para llegar al baño antes de tener un accidente o levantándose por la noche para ir a orinar en plena oscuridad, está exponiéndose a mayores riesgos de caídas. Revise nuestra lista para la prevención de caídas. Detalla las cosas que usted puede hacer para evitar caídas en su hogar. También enumera las formas en que puede evitarlas al cuidar su salud. Por favor, utilice la lista y realice las acciones necesarias para evitarlas. Como puede ver, ¡hay muchas cosas que usted puede hacer para evitar una caída!

Ayuda adicional: nuestro programa de gestión de casos
Lidiar con una afección médica y coordinar su atención, especialmente cuando tiene más de un problema de salud, puede resultar estresante. Nuestro programa de gestión de casos puede ser de ayuda. Está disponible para todos los miembros con múltiples problemas médicos que necesitan coordinar su atención. Para obtener más información acerca de nuestro programa, llame al 1-800-447-0768, de lunes a viernes de 9 a. m. a 5 p. m.

Más información
Para saber más acerca de la IU, eche un vistazo a los siguientes recursos:

Para proveedores de atención de salud
Vea recomendaciones para controlar la IU de fuentes reconocidas en estas pautas de medicina clínica.