Cuide su corazón: mantenga la presión arterial bajo control

Febrero es el Mes Nacional del Corazón. Este es el momento perfecto para recordarle una de las mejores maneras en que puede cuidar su corazón: tómese la presión arterial con regularidad y manténgala bajo control.

¿Qué es la hipertensión?

La presión arterial evalúa cuánto esfuerzo tiene que hacer el corazón para bombear sangre a través del cuerpo. Si las arterias se vuelven estrechas, el corazón tendrá que trabajar con mayor intensidad para que la sangre fluya por todo el cuerpo. Esto causa los cuadros de hipertensión. Uno de cada tres estadounidenses tiene hipertensión.

¿Cuáles son los riesgos de la hipertensión?

Si una persona presenta hipertensión por un período de tiempo prolongado, el corazón y las arterias quizás no funcionen tan bien como deberían hacerlo. Esto puede aumentar las posibilidad de sufrir un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular. Puede también afectar otras partes del cuerpo, incluidos los riñones, los ojos y el cerebro.

El "asesino silencioso"

A la hipertensión también se la conoce como el "asesino silencioso" porque usted puede tenerla y no darse cuenta de que algo está mal. Incluso puede no saber que su hipertensión está dañando su corazón y estado de salud.

¿Cómo puede mantener la presión arterial bajo control?

Hable con su médico para averiguar si su presión arterial está bajo control. Si no lo está, el profesional de la salud puede trabajar con usted para definir cuáles de las medidas a continuación son adecuadas para usted.

  • Consulte a su médico de forma regular para que le controle su presión arterial. Escuche el consejo que le da el médico sobre cómo mantener la presión arterial dentro de un rango saludable.
  • Tome sus medicamentos exactamente como le indicó su médico.
  • Preste atención a su peso. Coma una dieta saludable que sea baja en sal, grasas totales, grasas saturadas (un tipo de grasa presente en la mantequilla, la carne, los huevos y ciertos aceites) y colesterol. Coma una gran cantidad de frutas y verduras frescas.
  • Evite el consumo de alcohol o beba con moderación.
  • Haga actividad física con regularidad. Hacer una caminata puede ayudar. Pregúntele al médico qué ejercicios puede hacer usted.
  • No fume. Si necesita abandonar el hábito, hable con su médico e inscríbase en el programa para dejar de fumar PATH Libre de Tabaco.
  • Contrólese la presión arterial en casa o en la farmacia local entre cada consulta que haga con el médico. Tome nota y muéstrele los valores a su médico en la próxima consulta.


Fuentes:
Centros para la Prevención y el Control de las Enfermedades
Asociación Americana del Corazón